Caracoles! / Arte plástico / Plastic art

Nombre de la obra: ¡Caracoles!

Autores: Cracking Art

Año: 2018

Ubicación: Santiago, Chile

Material Revalorizado: Plástico

Sitio Web: http://www.crackingart.com/

En el marco del festival urbano HechoEnCasa, llegó a Santiago un grupo de caracoles gigantes que se detuvieron en Plaza Italia por 5 días, para luego ser trasladados al muelle Vergara en Viña del Mar. La obra es realizada por Cracking Art, un colectivo proveniente de Italia, quienes combinan arte con compromiso social y ambiental.

¿Cómo y cuándo nace el proyecto?

El proyecto nace en 1993 con la filosofía del fin del milenio. Se quiere representar la “ruptura” entre los 1000 y los 2000, simbolizando la historia y el futuro del planeta. Las primeras instalaciones estuvieron marcadas por esta sensación de alarma y de tensión. La necesidad de advertir sobre un mundo cada vez más artificial nos hizo más críticos y cautelosos, teniendo siempre presente la ironía en el mensaje transmitido.

¿Cuál fue su principal motivación para revalorizar materiales?

La principal motivación fue dar un mensaje a través de los materiales utilizados. El plástico representa la contemporaneidad, y al ser un derivado del petróleo también representa los miles de millones de años de historia de nuestro planeta. Es el vínculo entre el pasado antiguo y nuestros días. “Cracking” se le llama a la reacción química que se produce al convertir el petróleo en plástico: es por eso que el movimiento se llama “Cracking Art“.

¿Cómo se relaciona su trabajo con el cuidado del medio ambiente?

El trabajo se desarrolla a partir de un ciclo sustentable y no genera residuos. Además, al representar diversos animales, las obras nacen con la intención de comunicar un concepto primordial al que se asocian otros mensajes que pueden estar representados por los valores que normalmente atribuimos al animal en específico. Se busca así generar conciencia sobre el medioambiente, no solo a través del material, sino a través de la escultura.

¿Cómo se desarrolla el proceso de confección?

Para realizar nuestros trabajos utilizamos técnicas industriales: rotacional o soplado. Fabricamos manualmente el primer prototipo del cual se obtiene el molde que es adecuado para estos sistemas de producción. Estamos interesados ​​en este tipo de sistemas de producción, porque permiten la construcción de grandes obras y grandes números, pero con un uso de material muy pequeño en comparación con el efecto escenográfico final de las esculturas.

¿Qué cuidados tienen en el proceso para lograr ser un proyecto sustentable?

El plástico que utilizamos no deriva de los escombros de las ciudades. Aquí está la diferencia entre reciclar y regenerar. En el proceso de regeneración, el concepto de desperdicio no existe, todo se reutiliza de inmediato, es el espíritu de la economía circular que ocupa un espacio fundamental y que debe ser reconocido hoy en día. El material de los caracoles es polietileno regenerado y reciclable. Utilizamos los residuos de la producción de fábricas que vienen regenerados y esos los devolvemos a la cadena de producción.

¿Cuál es el impacto que buscan generar en las personas?

En primer lugar, nuestro deseo es generar ese asombro que sea capaz de sacar a todos un sentimiento de placer y felicidad. Hemos elegido espacios urbanos en lugar de lugares dedicados expresamente al arte,  ya que queremos activar emociones inesperadas, hacer que los espacios vayan más allá de la rutina diaria y, por lo tanto, permita que nazca una reflexión sobre el lugar visto con nuevos ojos.

Esperamos que esta chispa, a partir de esta experiencia, sea una oportunidad para activar nuevos pensamientos e ideas. Este arte puede ser un vehículo para el cambio, en todos los campos de las actividades humanas. El arte como activador, que es una sustancia capaz de desencadenar una reacción o de ser un catalizador para la  mente humana.

¿Cómo gestionan los materiales utilizados una vez que la obra no se exhibe?¿Cuál es y cómo termina el ciclo de vida de esos materiales?

El material utilizado tiene  la posibilidad de ser reutilizado muchas veces, de hecho, después de algún uso en nuestras instalaciones, las obras se trituran y el plástico obtenido se regenera y se utiliza para hacer nuevas obras. Reutilización en circuito cerrado, controlado y continuado. 

Destruimos y regeneramos nuestras obras después de haberlas usado varias veces. Nos gusta la idea de que un cocodrilo puede convertirse en un caracol. Una especie de ciclo infinito de vida que se va regenerando en nuevas formas.

 


 

Name of the project: Snails!

Author: Cracking Art

Year: 2018

Location: Santiago, Chile

Upcycled Material: Plastic

Website: http://www.crackingart.com/

 

As part of the MadeAtHome urban festival, a group of giant snails reached Santiago and stayed at Plaza Italia for 5 days and later moved to the Vergara dock in Viña del Mar. This artwork was made by Craking Art, an Italian collective of artists who share a strong environmental and social commitment.

How and when does did the project start?

The project started in 1993 inspired by an “end of the millenium” phylosophy. We wanted to represent the breaking point between the 1000s and 2000s and symbolize both the history and the future of our planet. Our first installations were inspired by a state of alarm and tension. The need to warn about an increasingly artificial world made us become more cautious and critical, and to always keep in mind the irony of the message we wanted to convey.

What inspired you to upcycle materials?

Our main inspiration was to convey a message through the materials we use. Plastic represents contemporaneity, but the fact that plastic derives from petroleum also represents our planet’s billions of years of history. We believe plastic is the link between past and present times.

Moreover, “cracking” is the name for the chemical reaction that takes place when oil is turned into plastic: that is why we named our movement “Craking Art”.

How is your work related to the protection of the environment?

Our work is developed through a sustainable and trash-free cycle. Furthermore, the artworks’ main concept is complemented with additional messages related to the values we associate with the animals we represent. Thus, we use both materials and sculpture as means to raise awareness about the environment.

What is the manufacturing process like?

We use industrial techniques to make our artworks: both rotational and blow molding. We prepare the first prototype by hand to obtain a suitable mold for these production systems. We are interested in this production system because it allows us to make larger artworks, and in larger quantities, while using a very small amount of materials considering the sculptures’ final scenographic impact.

What steps do you take to make the project sustainable?

The plastic we use does not come from city debris. Here is the difference between recycling and regenerating. Waste does not exist in the regenerating process, and everything is reused immediately. Regenerating materials plays an essential role in the spirit of the circular economy that needs to be recognized these days. The snails are made of regenerated and recyclable polyethylene. Thus, we used the production factories’ regenerated waste materials and we returned them to the production chain.

What is the impact you want to have on people?

Firstly, we hope to generate a kind of amazement that gives everyone a feeling of pleasure and happiness. We have chosen urban spaces instead of art-dedicated places because we want to induce unexpected emotions and help public spaces trascend our daily routines. We thus encourage people to reflect about these places from a different point of view.

We hope that this kind of experience will stir new thoughts and ideas. We like to see art as a vehicle for change in all aspects of human activity; art as a catalyzer, a substance capable of triggering a reaction or be a catalyst for the human mind.

What do you do with the materials once the exhibition finishes? What is the lifespan of these materials?

The materials we use can be reused many times. In fact, after we use them for our installations, the artworks are crushed and the plastic is regenerated and later used for new artworks. This is reusing in a continued, controlled and closed cycle.

We destroy and regenerate our artworks after having used them various times. We like the idea of turning a crocodile into a snail; it is a kind of infinite life cycle that regenerates in new shapes.

 

Traducido por/ translated by Paula Vidal Bustamante

caracoles-gigantes-e1540817526808

Caracoles! en Plaza Italia. Imagen: Dragomir Yankovic/Aton Chile

A_UNO_1003913

Caracoles! en Plaza Italia. Imagen: @biobiochile

A_UNO_1003915

Caracoles! en Plaza Italia. Imagen: @biobiochile

foto_0000001320181025104321

Caracoles! en Plaza Italia. Imagen: Aton Chile

foto_0000002520181025104321

Caracoles! en Plaza Italia. Imagen: Aton Chile

Caracoles-Muelle-Vergara-31-10-900x600

Caracoles! en Muelle Vergara. Imagen: @latercera